LA PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, RESCATÉMOSLA

Eduardo Estrella: “La patria está en peligro, rescatémosla” from editoree on Vimeo.

La causa que nos convoca hoy es más grande que el interés personal de cada uno de nosotros. La nación dominicana naufraga en la pobreza de los muchos, la inseguridad, el desorden, la impunidad, la complicidad y la desesperanza.

foto2

Las empresas del Estado, los ingenios azucareros, las plantas eléctricas, el sistema de salud pública, la seguridad social, los recursos naturales y el patrimonio nacional fueron graciosamente entregados a unos cuantos con la promesa incumplida de hacerlos más eficientes. La infraestructura productiva del país fue arruinada. Miles de productores fueron sustituidos por importadores. Más de un millón de personas desesperadas han abandonado su país; cientos de miles de dominicanos perdieron sus empleos, sus ahorros, sus pensiones y su futuro; otros tantos compatriotas en medio de las penurias sucumbieron al vicio, la desesperanza, o a los tiburones tratando de escapar en yolas.

Nuestra frontera abandonada, convertida en tierra de nadie y nuestra nación hipotecada y postrada registrando los peores lugares en las mediciones de los organismos internacionales en materia de corrupción, desigualdad, salud, educación, seguridad, respeto a la ley, movilidad social y oportunidades. Una canalla política que ha enarbolado la desvergüenza como norma de conducta y que no han vacilado en traicionar sus propios orígenes, sus promesas y las aspiraciones de todo un pueblo.

No podemos comparecer ante tan grave y sombrío escenario a hablar de candidaturas presidenciales. La población dominicana ha estado pidiéndole a quienes decimos representarla, más sabiduría, patriotismo y determinación. El pueblo dominicano necesita y espera que sus dirigentes lo guíen en medio de la tragedia que vivimos todos, asumiendo en esa representación la lucha generalizada y resuelta en defensa de la ley pisoteada, de la constitución ultrajada y de los procedimientos democráticos burlados.

El Partido Dominicanos por el Cambio ante la amenaza de la dictadura que se cierne, a sabiendas de que el futuro de todos está en juego y convencido de que no se puede poner orden en los de abajo sin perseguir la delincuencia de los de arriba llama, en esta solemne ocasión, a partidos, movimientos, gremios, asociaciones, entidades y personas a levantarnos unidos. Construyamos desde abajo y desde ahora el consenso necesario para celebrar las elecciones en el 2016 sin fraudes, sin privilegios y al amparo de un marco legal adecuado que permita a la gente más seria de cada demarcación, sean o no sean de nuestro partido, trabajar para emprender el saneamiento de las funciones municipales y legislativas. Hay un espacio y una tarea para cada cual en cada municipio o distrito municipal. Es hora de tomar la iniciativa, empoderarse y consensuar.

No pretendemos proclamarnos jueces ni jefes de este llamado urgente a salvar la patria. El pueblo dominicano y los méritos de cada cual decidirán quiénes estarán al frente de esta lucha para salvar la nación. Nosotros acogeremos ese veredicto con la humildad que nos caracteriza y con la grandeza que exigen las circunstancias.

Hemos vivido otras crisis, vicisitudes y tragedias pero siempre hemos sabido levantarnos. Labramos la Independencia y la Restauración, enfrentamos la agresión extranjera, la tiranía y el caos. En esta coyuntura de nuestra historia, tenemos que cambiar de gobierno, de partido y de modelo de desarrollo. Ese cambio es posible; por ese cambio estamos aquí y para ese cambio convocamos a este, nuestro pueblo.

Dios, Patria y libertad. Viva la República Dominicana. Que Dios los bendiga a todos.

EDUARDO ESTRELLA.